Con la finalidad de mejorar su experiencia de
navegación esta web contiene cookies.
Más información
Gestionar Cookies Cerrar

Procesos de Gestión Administrativa - (PGA)

Profesores Técnicos de Formación Profesional

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
PGA > Impuestos Directos > Lotería Exenta de IRPF
Lotería Exenta de IRPF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 16
MaloBueno 

Los premios de los sorteos que organiza Loterías y Apuestas del Estado (LAE) están exentos de impuestos, pero no los rendimientos que generan

Loteria NacionalLos premios de la LAE están exentos de tributación porque así lo establece la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. El apartado "ñ" del artículo 7 señala que "estarán exentas (entre otras rentas) los premios de las loterías y apuestas organizadas por la entidad pública empresarial Loterías y Apuestas del Estado (...)".

Por lo tanto, los premios de la Lotería del Estado están libres de impuestos no solo durante el primer año, sino que además, este tipo de premios están exentos de tributar siempre. Por el contrario los rendimientos económicos derivados de estos premios si tributan desde el primer instante en el que se generen.

Para que esté definitivamente exento de impuestos, el propio organismo de Loterías y Apuestas del Estado se encarga de suministrar el nombre y NIF de los ganadores a la Agencia Tributaria los datos necesarios para que se conozca la procedencia del capital de los contribuyentes premiados y así no se les aplique ninguna tributación. Para ello, los ganadores han de notificar sus datos que deben de ser coincidentes con los del titular de la cuenta bancaria en la que se ingresará el premio, a la entidad de Loterías en el momento de solicitar el ingreso del premio.

El artículo 6 de la Ley 35/2006 determina que los rendimientos de capital forman parte de las rentas del contribuyente y, como tales, tributarán en función de su categoría y cantidad. Esto significa que no hay que confundir la exención tributaria de los premios de la Lotería de Navidad con las correspondientes a las rentas que después puedan obtener con ese capital.

Ejemplo práctico

Una contribuyente gana un premio de 1.000.000 euros al participar en el sorteo de la Lotería Primitiva.

Primero: Tendrá que comunicar sus datos al organismo de Loterías y Apuestas del Estado para que por esta cantidad, no tendrá que abonar ningún impuesto a Hacienda.

Segundo: Decide comprarse un piso por valor de 300.000 euros, un coche de 80.000 euros, emplear 20.000 euros en un viaje, invertir en Bolsa 200.000 euros y dejar otros 400.000 euros en un depósito bancario a un interés del 4% anual.

Resultado:

  • Por la compra del piso, no tiene que declarar por la plusvalía generada, ya que no ha vendido el inmueble. Además, tampoco tendrá que declarar por las adquisiciones del coche ni por el viaje realizado, que se considerarán un gasto.
  • Pasado un año, los 400.000 euros invertidos en el depósito le han proporcionado unos rendimientos del capital del 4%, con lo que ha pasado a tener 416.000 euros. Ante Hacienda, en su Declaración anual tendrá que declarar los 16.000 euros de beneficios que se tributarían al 19% (3.040 euros).
  • En Bolsa, la inversión le fue bien, así que decidió vender en el transcurso del ejercicio 100.000 euros del total invertido en acciones de empresas que cotizan en el IBEX, las cuales le aportaron unas ganancias de 7.000 euros (un 7%), por los que también tendrá que tributar. Por lo tanto declarará a Hacienda lo siguiente: 1.140 euros por los primeros 6.000 euros de beneficios (el 19%) y 210 euros por los 1.000 euros restantes (el 21%).
  • Las Acciones que compro en Bolsa han generado unos dividendos de 3.000 euros, que también tendrá que declarar. Según la normativa fiscal actual, los primeros 1.500 euros percibidos por este concepto están exentos del pago de impuestos, pero por los 1.500 euros restantes tendrá que abonar a Hacienda un 19%, es decir, 285 euros.